Tendencias de temporada en Recursos Humanos

Me interesa el mundo de la moda y, por muy extraño que parezca, encuentro muchas similitudes entre ese mundo y el de Gestión de personas.

En el mundo de la moda, cada nueva temporada, se estrenan tendencias. Las propuestas de la pasarela marcan lo que tienes que llevar para estar “in”. Estas propuestas se trasladan rápidamente a la calle y parece que determinadas prendas clave deben pasar a formar parte de tu armario.

Pero ¿Quién crea las tendencias? Leí recientemente, que el uso de algo nuevo lo comienzan los denominados “iniciadores”, personas a las que les gusta diferenciarse, que se atreven a llevar algo que no lleva nadie y que toman la decisión de hacer o consumir algo por sí mismos sin que nadie se lo diga. El resto de la sociedad percibe lo que esos iniciadores llevan y, si se identifican con ellos, se extiende su uso.

Este reducido grupo de iniciadores deben tener influencia sobre otros y que otros les sigan. Son referencia en diferentes ámbitos, como, por ejemplo, el alumno de instituto que es original y al que se le copia lo que viste o el famoso al que se le copia el peinado, etc. Es a este grupo de personas a quienes las empresas siguen para tratar de adivinar qué puede ponerse de moda.

Una vez detectadas las tendencias, la intención de las empresas es colonizar a los “early adopters”, el grupo de consumidores que son los primeros en comprar lo que sale al mercado. Después, el objetivo final es conseguir negocio pasando de ese reducido grupo de compradores pioneros al público general.

En el mundo de los Recursos Humanos también hay tendencias. Sobre todo en cuanto al uso de conceptos. Los hay que “se llevan” por temporadas y que, de repente, todo el mundo usa. Y también, a veces, parece que no terminamos de ponerle nombre a las cosas. Ni siquiera tenemos claro como llamar a nuestro departamento en la empresa, habiendo pasado por denominaciones como Dpto. de Personal, de Recursos Humanos, de Gestión de personas, de Capital humano, etc. en función del momento.

Como en la moda, también son determinadas personas las que crean las tendencias. Son personas de referencia, de determinado estatus en la profesión. Nos fijamos en ellas y extendemos sus mensajes de forma inmediata vía artículos en la red, posts en blogs, tweets, etc. Está claro que los “early adopters” también existen en lo profesional. Como explica el antropólogo Juan Luis Chulilla, “con las redes sociales llega mucha más información y a una gran velocidad, y basta con que un grupo de personas comience a retroalimentar una realidad para que se extienda” y una frase o un concepto se convierten en moda.

Por ejemplo, hemos pasado de leer en todos los foros que “Los empleados son el principal activo de una empresa” (frase ya muy manida) a explicar cómo “La gestión del talento en nuestras organizaciones es clave para la competitividad de las empresas”. Lo más “in” ahora en Recursos Humanos es la palabra Talento. “Atraer y retener talento, desarrollar talento clave, etc.”. Se nos llena la boca al hablar del talento pero ni los trabajadores llegaron a ser considerados de verdad el principal activo de la empresa en muchas organizaciones (cuando la frase estaba tan de moda) ni cuidamos como debiéramos del talento ahora.

Al igual que la moda facilita proximidades y un sentimiento de pertenencia a grupos, en las distintas profesiones también necesitamos vínculos. El uso de un lenguaje común ejerce esta función. También estamos “in” o “out” en función de como nos expresamos en nuestro ámbito profesional.

Sin embargo, a pesar de que los conceptos y palabras que se usan son muy importantes, lo relevante es la capacidad de los profesionales de recursos humanos de aplicar el mensaje que esas palabras transmiten. Lo importante no es elaborar un discurso perfecto. Lo importante es actuar. Aplicar la teoría en la práctica. Aplicar ese mensaje en la vida real, en nuestras organizaciones.

A veces, en eso también existen similitudes entre el mundo de la moda y el de Recursos Humanos. Con frecuencia, nos quedamos en lo superficial.

No dejemos que todo se quede en el uso de bonitas y novedosas palabras. Las modas pasan, los hechos permanecen.

 

 

 

About these ads
Entrada anterior
Entrada siguiente
Deja un comentario

3 comentarios

  1. Simplemente… MARAVILLOSO!!! también lo comparto y me parece absurdo y una pérdida de tiempo “llenarse la boca” como dices, cuando no vas a hacer nada más que eso… el movimiento se demuestra andando, y en el caso del área de rrhh, (como en cualquier otra, eh?) no hace falta contar lo que haces, lo importante es dar ejemplo y hacer lo que se dice!

    Responder
  2. Gracias Sandra. No es solo en rrhh como dices. Una persona me decía hace poco que la palabra de moda en su empresa era “sinergia” pero se quedaba en palabrería también. Los conceptos son importantes pero está claro que hay que aplicarlos y actuar.

    Responder
  1. Tendencias de temporada en Recursos Humanos « Blog Negocios y Empresas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.